Despacho de abogados
Ortolá Dinnbier, abogados de familia, visita, divorcio, despacho de abogados, separación de bienes,



 Asesoramiento jurídico especializado en Derecho de Familia

icav_NoticiaAmpliada.jpg

Nuestro trabajo en Derecho de Familia

Separación, divorcio y ruptura de pareja

Las crisis matrimoniales no resueltas satisfactoriamente determinan la necesidad de cesar la convivencia y vivir de forma separada, debiendo efectuarse a través de un pronunciamiento judicial de separación o de divorcio. En tanto que con la separación subsiste el vínculo, no ocurre así con el divorcio. De igual modo la ruptura de la convivencia de pareja existiendo hijos menores conlleva la necesiad de regular las consecuentes medidas a través de un procedimiento judicial.

Modificación de medidas

Las medidas personales y economicas pactadas en convenio regulador o resueltas judicialmente en sentencia no son inamovibles. De tal modo, si cambian las circunstancias que en su momento fueron tenidas en cuenta, deben cambiar las medidas.

Protección de menores

La Administración Pública mantiene la competencia en materia de protección de menores. No obstante, en su actuación pueden llevar a cabo acciones o dictar resoluciones que pueden resultar injustas y contrarias a derecho, necesitando los afectados, en tal caso contar con la oportuna defensa jurídica.

Últimas voluntades

La voluntad personal también debe ser respetada y, para ello, necesita ser clara y adecuadamente plasmada en vida. Pese a ello, es posible que surjan problemas familiares como consecuencia de la falta de acuerdo al momento de llevar a efecto dicha voluntad y, con ello, puede necesitarse la intervención de una adecuada y especializada defensa jurídica.

Procedimientos por incumplimiento de medidas

En multitud de ocasiones las medidas resueltas judicialmente en sentencia o pactadas en convenio regulador no se cumplen, necesitando por ello recurrir al auxilio judicial para obtener el efectivo cumplimiento de las mismas.

Pactos prematrimoniales

Cada día se revela más necesaria la confección de dichos pactos.  De tal modo, antes de iniciar una relación de convivencia o matrimonio, puede resultar muy conveniente pactar determinados aspectos de la misma, tanto personales como económicos y patrimoniales.

Adopción

Cuando la filiación no puede obtenerse por cauces naturales, tal deseo de paternidad o maternidad puede alcanzarse mediante la adopción de menores. La adopción, como el acogimiento familiar, es propiamente un recurso de protección de menores.

Intervención en conflictos familiares

Las relaciones familiares pueden conllevar la aparición de importantes conflictos que necesariamente afectan de modo fundamental a la persona y que necesitan de resolución. El principal cometido de cualquier intervención familiar debe ser siempre la obtención de una solución negociada. La vía judicial será siempre una indeseable solución ante el imposible consenso.

Acciones de filiación

En ocasiones la filiación de los menores determinada registralmente puede no corresponderse con la biológica o la intencional. En tales casos resulta necesario obtener un pronunciamiento judicial que así lo declare.